La historia de la cruz de San Benito (s. VI) es incierta más allá del año 1000. Existen documentos sobre la devoción a este sacramental a partir del s. XI y son numerosos los milagros atribuídos al poder de la medalla a partir del s. XVII, tiempo en el que se halló el Códice Matense, donde constan la primera bendición e indulgencias concedidas a los devotos de la cruz de San Benito.

Fue el abad del monasterio de Santa Margarita, en Bohemia, quien casi un siglo después del hallazgo del códice, escribió a la Santa Sede suplicando la extensión de los privilegios de la medalla mediante una bendición particular. Esta súplica fue respondida en 1741 por el pontífice reinante, Benedicto XIV (en la imagen de cabecera), en la breve Cœlestis Ecclesiæ thesauris, donde promulgó la FORMULA BENEDICENDI NUMMISMATA S. BENEDICTI y las indulgencias que le concede. Posteriormente, en 1922, S.S. Pío XI, redactó una fórmula breve para la bendición, que podrás encontrar en algunos de los artículos sobre la Cruz de San Benito que te dejamos a continuación.

También puedes encontrar información directa en esta compilación sobre la medalla, editada en Roma en 1849. Si quieres llevarle el texto completo en latín a tu sacerdote para que bendiga tus medallas, descárgalo aquí abajo. Recuerda que, aunque la festividad de San Benito solía celebrarse el día de su muerte, el cual él mismo profetizó (21 de marzo), tras el Concilio Vaticano II se trasladó al 11 de julio. Ambas fechas son excelentes días para encomendar las medallas.

Descarga la Fórmula de Benedicto XIV

¿Conoces el significado de la medalla de San Benito?

7 cosas que debes saber sobre la cruz de San Benito